29 de noviembre de 2012

en el subte: menos la luz del sol


Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste?... salís de tu casa, por Correa. Lo de siempre, la calle y vos... Cuando de repente, subte, línea D, se aparece él. Mezcla rara de penúltimo rockero y de primer hippie en el viaje al norte: gorrito marrón en la cabeza, los cuadros de la camisa post grunge pintados en la piel, dos lonas clavadas en los pies.

“este tema es de uno de los mejores discos del rock nacional, se llama artó, se escribe artaud, busquenló si quieren“, dice.

Y así, medio bailando y medio volando, me regala una sonrisa, y me canta...




2 comentarios:

Hernan Dardes dijo...

Suelo ser bastante atolondrado en el camino al subte. Camino a los pedos, bajo corriendo, incluso avanzo escalones en la escalera mecánica.Una vez en el vagón suelo ser más perceptivo. Bienvenida tu anécdota.

Flake dijo...

Muy buena la intro goyenesca (?), me saco una sonrisa también.

Artó discazo mal, recuerdo haberlo comprado a 5 pesitos en pleno men*mato, cuando todo era esperar cobrar a fin de mes y llevarte 5 cds de los Musimundo.

Para mi, ojo, para mi, eh... los cazatalentos (?) tendrían que viajar más en subte, hay cada bestia tocando.